No hay productos en el carrito.

Categorías de productos

perritos-graciosos
Marcela Canabal

Marcela Canabal

Instructor canino de la escuela Educando Mi Perro

Algunos falsos mitos sobre los perros

Hoy en día hay mucha información sobre comportamiento canino pero dentro de todo ese mundo de información también están los mitos sostenidos por el subconsciente colectivo que andan por ahí dando vueltas como grandes verdades.

Falsos Mitos

Autor: Marcela Canabal. Instructor Canino de la escuela Educando Mi Perro.

 

Hoy en día hay mucha información sobre comportamiento canino pero dentro de todo ese mundo de información también están los mitos sostenidos por el subconsciente colectivo que andan por ahí dando vueltas como grandes verdades…vamos a ver algunos:

Comencemos con un clásico para romper el hielo:

“Si un perro mueve la cola es amistoso” Algunos perros mueven la cola por ansiedad o nerviosismo, así que esta señal no implica que podamos acercarnos con toda confianza a un perro que mueve su cola. Los movimientos de la cola indican intención de relacionase pero puede ser positiva o negativamente. Por ejemplo, si un macho se acerca a otro con la cola erecta y la mueve muy rápido, bien levantada, no es buena señal, indica tensión y desafío. Esto puede terminar en una pelea si el otro no se retira, hay que observar TODO el lenguaje corporal (probablemente tenga el cuerpo rígido, se mueva cautelosamente y esté erizado). Un perro que esté defendiendo su territorio también puede estar moviendo la cola mientras ladra en forma rítmica y pausada. Lo mismo un perro que esté por morder a una presa o mientras lo hace moverá la cola de un lado a otro en forma intensa. El movimiento de cola del cual podemos fiarnos es aquel que es lento, con la cola a media altura y va acompañado de un movimiento relajado y una mirada suave.

Los perros que viven en el patio son más felices”
Nada más lejos de la realidad, en algún momento del día todos los perros quieren tener un lugar caliente donde dormir y sobre todo estar con su familia. Además a la intemperie es más fácil que aparezcan problemas de comportamiento como ladridos excesivos, destructividad o mordidas bruscas durante el juego. Los perros igual que las personas se aburren y se frustran al estar aislados y necesitan experiencias positivas en familia para formar un carácter amable y tranquilo. Si bien todos los perros disfrutan del espacio abierto y jugar afuera es muy buena idea que duerman adentro de la casa por la noche, sobre todo en invierno.

“Un macho obsesivo por la monta se calma si lo cruzo” Por el contrario, si yo cruzo un animal que tiene a presentar comportamiento de monta compulsiva (de personas u animales) puede incrementar este problema. Lo que si podría ayudar en este problema, sobre todo si es un perro joven, es la castración ya que se retiran los testículos donde se produce la testosterona. Esta es la hormona sexual masculina y es la que sustenta todas las conductas asociadas a la sexualidad: la monta, la tendencia a competir con otros machos y la marcación con orina también. También sería bueno evaluar si ese perro tiene un mantenimiento adecuado porque muchas veces la conducta de monta está relacionada a un alto nivel de estrés o excitación...Podrías pensar en ejercitar mejor a ese perro y hacer juegos de olfato y darle juguetes interactivos para reducir su ansiedad en general como parte de la solución. Si tienes un perro obsesivo con la monta consulta con tu veterinario sobre castrarlo y contacta con un educador canino que use métodos amigables para modificar esa conducta.

Los perros no piensan”
Los perros son capaces de relacionar actos y consecuencias gracias a la memoria asociativa, de otra forma no podrían aprender en absoluto. También pueden sacar conclusiones e inventar cosas nuevas, tener ideas. Sueñan, lo cual implica sensaciones y pensamientos propiamente dichos (quien no ha visto correr o incluso mostrar los dientes a un perro dormido?). También recuerdan cosas pasadas y actúan en concordancia. Estamos de acuerdo que su intelecto es diferente que el nuestro pero eso no quiere decir que no piensan. Incluso los peces piensan!

“Las hembras tienen que tener por lo menos una cría” Se decía que tener una camada era bueno para la perra, para evitar embarazos psicológicos (pseudogestaciones), reducir el riesgo de quistes o tumores mamarios y que además era bueno para la vida de la perra. El hecho de tener una cría no hará a tu perra más feliz, su calidad de vida pasa por que sea un animal amado y que esté atendido en todas sus dimensiones: física, emocional y psicológica. Por otro lado, la pseudogestación o “embarazo psicológico” es un trastorno hormonal que se produce a los dos meses del celo y que no se evita por haber tenido una camada. La incidencia de tumores de mama tampoco disminuye por el hecho de que la hembra tenga cachorros. Lo que su previene la aparición  de tumores y embarazos imaginarios es una castración temprana. De todas formas, si castrar no es una opción para ti, considera el no reproducir a tu perra ya que hay una gran sobre población canina y hay muchos perros esperando un hogar!

Jugar al tironeo con un mordedor hará agresivo a tu perro” Esto puede llegar a ser cierto en algún punto si el planteo del juego por parte de la persona es muy incorrecto. Si planteamos un juego de alta intensidad, brusco, sin pausas y sin reglas es posible que aparecan estados emocionales del perro o conductas que no son las más deseables. Sumado a esto, si además hay un mantenimiento inadecuado general del animal (sin paseos, sin educación y sin socialización) o es un perro con temperamento fuerte un juego de lucha violento y sin estructuras claras puede no tener las mejores consecuencias. Es decir, un juego de lucha mal planteado puede hacer que aparezca una conducta de protección del juguete o que deje al perro en un estado de mucha excitación o lo vuelva más bruto. Cuando el juego de lucha/tironeo por un juguete se hace en forma correcta, con una energía amable, haciendo momentos de pausa, enseñando al perro a soltar el objeto, a esperar su turno para poder recogerlo y otras reglas similares este juego es un poderoso reforzador en la educación y el adiestramiento de los perros que gustan de él. De hecho, desarrollado correctamente y con un enfoque cooperativo entre la persona y el perro, es un excelente aliado para enseñar control de impulsos (auto control), respeto por los espacios personales y la gestión de las emociones fuertes, como la excitación durante el juego.

“Perro que ladra no muerde”
Evidentemente, mientras el perro esté ladrando no te morderá, pero esto no significa que no lo hará si sigues avanzando hacia él. Puede ser que el animal ladre por miedo o por territorio (por poner dos ejemplos) pero en cualquier caso nada indica que no va a mordernos si no respetamos su advertencia de que debemos retirarnos. De todas maneras, personalmente creo que una mirada directa con la boca cerrada y en silencio de un perro es una amenaza mucho más seria que un ladrido y es un indicador mucho más fiable de mordida inminente.

“Los animales castrados engordan” Es cierto que después de la esterilización baja el nivel de energía y los perros se vuelven un poco más comilones; pero controlando la comida (no sobrealimentar) y hacer la cantidad de ejercicio diaria adecuada para la edad y el tipo de perro, el animal no tiene porque engordar. Es muy buena idea castrar antes del primer año de vida ya que al ser un animal joven es mas fácil que el organismo se adapte al nuevo metabolismo que si la castración es en un animal adulto. En cualquier caso, castrado o no, para que perro no engorde (y sea feliz) debemos sacarlo a pasear todos los días una hora o más. Este es el momento del animal de tomar contacto con el mundo y los otros perros!!! La cantidad de paseo dependerá de la edad, la raza y el temperamento.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on print
Share on email

Deja un comentario